viernes, 6 de marzo de 2015

Juegos Tradcionales

Buenos días,

Una vez vistos los juegos tradicionales, es momento de ofrecer vuestra visión, compartir vuestra impresiones, sensaciones, en relación a estas prácticas.

Es una buena ocasión también para que relacionéis este tipo de juego con el temario visto hasta el momento, con respuestas a preguntas como, por qué los juegos tradicionales pueden ser buenos juegos? ¿qué trascendencia tiene conocerlos? ¿en qué medida responden al debate de las diferencias entre juegos y deportes? No sé lo que queráis.

Dicho esto,  Aquí tenéis acceso al libro ´de Jocs Tradicionals publicado por Ángel Gómez Navarro, presidente de la Federació de Jocs i Esports Tradicionals de la Comunitat Valenciana y profesor invitado que nos explico juegos como "el canut" el set i mig, les birles o el cèrcol.

También tenéis la ficha adjunta que os puede ayudar a profundizar en la dimensión antropológica y cultural del juego tradicional.
ficha juego tracional.docx by moslun

Por último, a través de esta página podéis acceder al interesante proyecto ARCE:
"Nuestra página de juegos de patio y calle pretende ser una plataforma de enlace y encuentro entre centros de titularidad pública que tengan páginas web de juegos motores y quieran unirse a nuestro proyecto para completar el Mapa del Estado español de los Juegos de Patio y Calle".

¡Nos vemos en la próxima sesión!




15 comentarios:

  1. Los juegos tradicionales tienen una gran importancia en la sociedad puesto que son aquellos que han pasado de generación en generación y no suelen requerir unas condiciones físicas muy altas. Son aquellos juegos con los que hemos jugado en la calle y hemos apostado chapas y cromos.
    Tienen un importante rol educativo y es nuestra obligación intentar que no se pierdan en las nuevas generaciones. Intentar que los niños vuelvan a jugar sin peligro en la calle y aprendan los valores (amistad, cooperación, aprender a peder y ganar, etc.) que estos nos aportan.
    De estos juegos tradicionales han aparecido lo que hoy llamamos deportes, como el fútbol o el atletismo. Comenzaron todos ellos en la calle, con escasas reglas y material pero atrayeron a las masas hasta llegar a ser deportes muy practicados.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Desde mi punto de vista creo que volver a recordar los juegos tradicionales y populares es una manera de echar la vista atrás y disfrutar como ya lo hacíamos antes, como niños. Además debemos luchar para que no pasen a la historia y se olviden, hay que fomentar estos juegos ya que son fáciles, requieren de poco material y son muy participativos. Introduciéndolos en la guía docente les damos una segunda oportunidad y refrescamos la memoria para poder enseñarlos de nuevo. Gran propuesta.

    ResponderEliminar
  4. Me parecen muy acertados e interesantes vuestros comentarios pero quiero destacar una idea del comentario de Laura Gómez, dado me parece fundamental y que además conecta con otras áreas en las que podéis intervenir como futuros profesionales de la actividad física y el deporte.
    Laura hablar de "jugar en la calle sin peligro" y esto depende en gran medida de cómo eran los pueblos y las ciudades antes y cómo son ahora. ¿En qué piensan los responsables de los planes de organización de infraestructuras urbanas cuando proponen cambios en las mismas, en los ciudadanos o en los coches?

    Más allá de que el desarrollo de los videojuegos pueda ser un duro "competidor" por el tiempo de ocio de los niños, niñas y adolescentes, una variable determinante para volver a jugar en la calle es que las calles sean seguras, incitando a pasear/jugar en ellas.

    En esa línea os dejo un link sobre el Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público de la ciudad de Vitoria-Gasteiz, para que veáis como llevan varios años repensando la ciudad y qué iniciativas están llevando a cabo para hacer una ciudad pensada para las personas. http://goo.gl/Tz91Ae

    ¿Sería algo así posible en una ciudad como Valencia y/o alrededores?

    ResponderEliminar
  5. Los juegos tradicionales como bien dicen mis compañeros son juegos heredados de nuestros antepasados. Con el paso del tiempo vemos como van quedando en el olvido a causa de la aparición de las nuevas tecnologías que sustituyen a ese momento en las calles, rodeado de tus amigos pasándolo en grande y con pocos recursos. Antiguamente no hacia falta más que las ganas de pasarlo bien y compartir momentos de juego, en cambio actualmente escasea ver a los niños sin un aparato electrónico en las manos, aunque al referirme a los niños hago referencia también a toda la población en general ''ahogada'' en ese nuevo mundo. Me parece una buena iniciativa el introducir ese tipo de juegos en la guía docente, para que resurjan y podamos difundirlos los que en un futuro nos dedicaremos a ello, ya que muchos de los juegos propuestos no los conocía.

    Respecto al comentario de Laura Gómez de ''jugar en la calle sin peligro'' que el profesor Jorge Lizandra a remarcado creo tiene mucho que ver en la ''desaparición'' o escasez de esta práctica. En mi opinión y mi vivencia personal, he disfrutado mi infancia en la calle, al salir del colegio y sí veo un cambio en las posibilidades de hacerlo ahora en cuanto a infraestructuras, la diferencia entre un pueblo y una ciudad. Tras la clase de juegos tradicionales y puesta en común a la pregunta ¿Sois de los que habéis jugado en la calle? me di cuenta que personas de la misma edad, podían haber o no disfrutado de esto dependiendo de donde se encontraba su vivienda.

    Después de visualizar la iniciativa del Plan de Movilidad Sostenible y Espacio Público creo que es una buena propuesta y sería muy interesante para los ciudadanos de la ciudad de valencia, aunque veo difícil su aplicación en esta ciudad por su uso abusivo del automóvil privado.

    Ares Sánchez Caño

    ResponderEliminar
  6. Respecto a la pregunta de Jorge, creo que los responsables de los planes de organización de infraestructuras urbanas piensan más en los coches que en los cuidadanos. Si comparamos fotos antiguas, y no tan antiguas, con la actualidad nos podremos dar cuenta que lo que antes era la plaza en la que jugabamos al escondite ahora se ha convertido en un parking rodeado por una gran avenida de tres carriles para cada sentido, donde no parece muy seguro dejar a los niños jugando.
    Sin embargo, al ver como la tradición de jugar en la calle está desapareciendo, parece que quieren realizar un cambio, sobre todo en las grandes ciudades, ya que las zonas verdes y peatonales brillan por su ausencia. Se están habilitando zonas verdes como puede ser el Río de Valencia donde parece seguro practicar actividad física y jugar con los más pequeños a todo tipo de juegos. Por su puesto, hacen falta muchas más zonas de este tipo donde las nuevas generaciones puedan decir: "yo soy de los que han vuelto a jugar en la calle".

    ResponderEliminar
  7. Respecto al tema que estáis comentando sobre el cambio de la vida y de los coches, quería comentar una experiencia. Hace unos años hice el Camino de Santiago, desde Valencia. Durante esta maravillosa experiencia, pasamos por un pueblo, creo recordar llamado "La Villa de Don Fadrique" donde los coches no estaban oermitidos en el centro del pueblo, y solo eran usados en las afueras. La plaza mayor y las calles del alrededor, estaban invadida por niños (4-6 años aproximadamente) aprendiendo y yendo en bici, otros niños jugando a juegos tradicionales con simples materiales, y los padres sentados tomando algo en los bares. Todo el mundo se movía en bici, ya que era más simple y mucho más agradable. Era precioso. Era como estar en otra época. Si eso se intentara en el resto de pueblos, yo creo que sería un fracaso, ya que por lo que veo, para muchos padres, acompañar a sus hijos al colegio durante 15 o 20 minutos es un sufrimiento, y prefieren el coche.

    ResponderEliminar
  8. Me sumo a la idea de los compañeros de que enseñar los juegos tradicionales son una buena forma de hacer que los niños se muevan fuera del horario escolar; sin embargo también creo, como ha dicho Laura, que las ciudades están más pensadas para los automóviles que para las personas, por lo que es difícil que los niños vuelvan a jugar sin peligro si los dirigentes no apoyan estas iniciativas relacionadas con la EF (que como vimos para el señor ministro, es algo secundario y que quita tiempo). Yo he sido de las que me pasaba la tarde jugando en la calle, pero hay que tener en cuenta que lo hacía en un pueblo, y no es lo mismo que estar en una ciudad más grande como Valencia. Así y todo, no estaría de más que hubiera más zonas peatonales por la ciudad.

    ResponderEliminar
  9. Creo que vivimos en un mundo donde la tecnología es un tema que está a la orden del día. Muchas veces, los docentes tratan de ajustarse a esta tecnología ,a estos cambios, para hacer sus clases más ''apetecibles'' , lo cual me parece una gran idea, pero muchas veces ,como dice el dicho, ''todo lo viejo es nuevo otra vez'' y muchos de los juegos a los que todo el mundo jugaba en la calle apenas se conocen, o se conocen de oídas. Enseñarles a nuestros alumnos a qué jugaban sus padres, cómo se lo pasaban bien con poco material puedes hacerles ver que no son tan aburridos como quizás pensaban y que aunque se jugaran en el pasado no significa que estén anticuados. Quizás ese el valor de los juegos tradicionales en comparación con las consolas, o los videojuegos en general, que por mucho que pase el tiempo siguen siendo igual de divertidos e entretenidos.

    ResponderEliminar
  10. por cierto, aquí os dejo un link a un video sobre un estudio que se ha hecho con los niños. Miradlo y veréis como a la conclusión que se llega en dicho estudio es bastante preocupante:
    https://www.youtube.com/watch?v=IGQJA-yHHsM

    ResponderEliminar
  11. Me parecen muy interesantes las aportaciones que habéis hecho y os invito a que sigáis participando ya que todavía puede dar mucho más de sí.
    Tal ves el debate puede orientarse a las menciones que habéis hecho al uso de la tecnología y como puede que esté compitiendo con el tiempo dedicado a jugar o a realizar actividad física. ¿Que pensáis? ¿Creéis que el uso de la tecnología está "comiendo terreno" a la práctica de actividad física? ¿Son incompatibles? ¿Pueden ser complementarios? ¿Por qué? ¿Conocéis ejemplos en uno u otro sentido?
    Además aprovechando la mención que ha hecho Ana Escrivà al Estudio Aladino os dejo aquí el link del documento oficial. NO ES PARA ESTUDIA, pero os recomiendo que le echéis un vistazo porque es un trabajo muy completo: http://goo.gl/jValQ9

    ResponderEliminar
  12. Cogiendo el testigo de mis compañeros, me gustaría decir que es una pena llegar a tu municipio y ver parques semivacíos, calles dominadas por vehículos... esto, es un gran problema el cual viene conducido por la masiva proliferación del uso de las tecnologías(videoconsolas, tabletas, etc.) y también, por el aumento de coches en las zonas rurales.
    En mi opinión, considero que la aparición de videojuegos no debe estar reñido con la práctica física de los niños y adolescentes, lo veo más como un posible complemento.
    Pero para conseguir dicha regulación, es muy importante el papel de los padres, son quienes deben controlar que no se excedan en el uso de elementos virtuales, y realicen más actividad física ya sea con sus amigos del barrio, en un club deportivo, etc.

    Además, tras echar un ojo al documento propuesto por Jorge, he de decir que la actitud mostrada por los padres se refleja en los hijos, lo cual puede observarse en comportamientos muy cercanos al sedentarismo. Dicha situación, hace que un número importante de escolares padezcan sobrepeso en edades muy tempranas, algo muy preocupante.
    Si no ponemos interés en frenar determinados comportamientos, pasaremos a parecernos a países como EEUU, donde la obesidad se ha convertido en una característica de la sociedad adulta.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Los juegos tradicionales nos han servido para transmitir la cultura de generación en generación, no obstante actualmente estos se están perdiendo, ya que con el avance de las nuevas tecnologías cada vez son menos los niños que juegan en la calle.

    Estos juegos, son además fáciles de jugar (se puede jugar casi en cualquier sitio y no se requieren materiales muy caros), con una escasa reglamentación y útiles para conseguir que los niños jueguen entre ellos, relacionándose y favorecen que los practiquen fuera de clase, por ser fáciles de jugar y divertidos haciendo así que la juventud adquiera hábitos de práctica de actividad física y saludables.

    Belén Simarro De Pascual A1

    ResponderEliminar
  15. Me gustó mucho la experiencia con juegos locales en la asignatura, pero es bueno reflexionar que, el desarrollo productivo (en esa lógica en la que vivimos hoy), depende de cada vez más optimizar las horas (que no es sinónimo de , aprovechar las horas), o sea, es necesario sacar un espacio abierto donde se practiquen actividades saludables, si no hay ninguna ley de protección o política pública, seguramente si alguna empresa o de un modo general, alguien mira una posibilidad de hacer uso de un espacio “no productivo”, para un espacio que facilitaría el transporte de coches, o instalaciones de empresas, sí que van sacar tal espacio para hacer eso. No es mi intención estar lejos del tema central de discusión, pero creo que el problema mayor de si desaparecen las prácticas de juegos tradicionales, populares, pasa mucho por el contexto de neoliberalismo. Veo también que esta condición pasa a cada generación, pues mis padres me hablaban de que antes era posible jugar por las calles, así como yo creo que no falta mucho para que le diga a mis hijos que antes era posible relacionarse con personas fuera de Facebook, twitter o whatsapp. Sobre la clase, por fin, sobre todo lo que me llama la atención, es la preocupación que algunas personas tienen de asegurar esa parte de la cultura a nosotros, es hacer historia y preservar la que ya existe.

    ResponderEliminar